miércoles, 15 de junio de 2011

Influenza Estacional

                

                    ¿Qué es la influenza estacional?

La influenza es una enfermedad respiratoria  transmisible causada por virus influenza; puede provocar desde una enfermedad leve, severas complicaciones, incluso la muerte. 
Se habla de Influenza estacional, ya que se presenta todos los años, principalmente  en los meses de invierno. Los virus Influenza, pertenecen a la familia de los orthomyxovirus; hay tres tipos de virus influenza, cuyas diferencias están determinadas por las características de las proteínas de superficie:
- Virus Influenza A:  Afecta tanto al hombre como a los animales y es el principal responsable de los brotes estacionales y de las grandes epidemias. Tiene un período de transmisión en corto y causa enfermedad moderada a severa, afectando a  todos los grupos de edad.
- Virus Influenza B:  Afecta solamente al ser humano, especialmente a los niños y causa una enfermedad más leve.
- Virus Influenza C:  Afecta solamente al ser humano, es de rara frecuencia  y no produce brotes ni epidemias.
    Los virus influenza tienen la capacidad de modificar su estructura;  esto implica que las defensas que los organismos desarrollan para combatir el virus, dejan de ser útiles ya que el virus se modifica, por lo que el organismo se enfrenta cada vez a un virus parcialmente nuevo para el cual no tiene todas las defensas necesarias. 
    Esta capacidad de mutación del virus obliga a desarrollar permanentemente vacunas nuevas y distintas.
    Los cambios en el virus pueden ser puntuales,  y es lo que ocurre todos los años y provoca los brotes estacionales de influenza en todo el mundo .  Sin embargo, también pueden ocurrir cambios genéticos mayores cuando se intercambia material genético de virus influenza de diferentes especies, generándose un nuevo subtipo viral; este puede dar lugar a una pandemia de influenza.

                    ¿Cuáles son los síntomas de la influenza?
Lo más notorio de la influenza es que se manifiesta en forma súbita, sin avisos previos provocando una repentina fiebre alta la que dura en promedio dos o tres días, pudiendo llegar a la semana.
Junto a la fiebre elevada la enfermedad se acompaña de un cansancio o debilidad que pueden ser extremos, y especialmente en los adultos mayores se puede prolongar más allá de lo normal (dos a 5 días).  Frecuentemente se presenta también romadizo o coriza.
La enfermedad se caracteriza también porque puede provocar dolor de cabeza en la zona frontal o bien generalizada. Es frecuente el dolor al tragar (odinofagia) y la tos, el dolor muscular (mialgias), el dolor a las articulaciones (artralgias) y la molestia frente a la luz (fotofobia), síntomas que pueden durar más de una semana.

       ¿ Cuales  son las complicaciones de la influenza?
- Neumonía por sobreinfección bacteriana
- Deshidratación
- Empeoramiento de enfermedades crónicas ( como  insuficiencia cardíaca congestiva,  asma y diabetes).
- En los niños pueden haber sinusitis e infección de oídos.
La dificultad para respirar es una de las complicaciones más graves que se pueden presentar en los niños. En los menores de tres meses se puede presentar apnea (cese de la respiración). En lactantes menores la enfermedad se puede presentar sólo con fiebre alta.
                           
                ¿Cómo se transmite el virus de la influenza?
El virus de la influenza es muy contagioso. Se transmite de persona a persona a través de las gotitas de saliva y mucosidad que se eliminan con la tos y los estornudos.  Favorecen el contagio la aglomeración de personas en lugares cerrados y de difícil ventilación, como: buses, transporte terrestre, oficinas, jardines infantiles, colegios, universidades, cines, centros comerciales, entre otros.
La Influenza se trasmite también a través de las manos contaminadas con el virus o con los objetos que permanecen en contacto directo con el enfermo. El paciente adulto con influenza contagia más o menos durante siete días a partir del inicio de los síntomas.
Los niños en cambio, pueden eliminar el virus cada vez que tosen durante un tiempo que va hasta las dos semanas; en este tiempo siguen contagiando aunque los otros síntomas hayan disminuido.

                            ¿Cómo se previene la influenza?
La mejor manera de prevenir la influenza y sus complicaciones es la vacunación.
 
En Chile se vacuna todos los años a los niños entre 6 y 23 meses de edad, sin embargo también existen medidas de higiene y hábitos que debe adoptar la comunidad  para prevenir ésta enfermedad:
1- Lavarse frecuentemente las manos, especialmente después de toser, estornudar o sonarse para no transmitir gérmenes.
2- Evitar acercarse a personas que estén enfermas.
3- Cubrir la boca o nariz  con pañuelos desechables cuando se tosa o estrornude.
La persona enferma debe evitar exponerse a otras personas para protegerlas y evitar que se enfermen también.
1- No enviar a los niños enfermos al colegio.
2- Cuando se está enfermo, en lo posible usar mascarilla corriente cuando se está frente a otras personas, especialmente de niños y ancianos.
3- Si se está enfermo quedarse y reposar en casa es de gran ayuda para evitar que otros se enfermen.                         
                       ¿Cómo se cuida la influenza?
Los medicamentos “antigripales” alivian los síntomas y hacen que la enfermedad sea más soportable, pero no la acorta  ni la cura. La mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la influenza sin complicaciones.
Si se presenta síntomas de influenza, se deben tomar las siguientes medidas:
- Lavar frecuentemente las manos, especialmente después de estornudar o tocarse la nariz.
- Ingerir abundante líquido
- Quedarse en casa  y hacer reposo
- Evitar el consumo de tabaco
- Evitar el uso de ácido acetilsalicílico, especialmente en  niños o jóvenes por riesgo de complicaciones asociadas a su consumo.
- Evitar el contacto con otras personas, especialmente niños pequeños o adultos mayores  para evitar que contraigan su enfermedad.
- Cuando se está enfermo en lo posible usar mascarilla corriente cuando se está en frente de otras personas.
- Cubrir la boca y la nariz con un pañuelo desechable cuando tosa o estornude para no pasar los gérmenes a otras personas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada